Reiki desde la Preconcepción hasta el Postparto

embarazoEl Reiki es una práctica sanadora no invasiva, que utiliza las manos, y cuenta con cientos de años de antigüedad. Es una técnica japonesa que se utiliza para la curación física, mental, emocional y espiritual. El Reiki equilibra el flujo de energía del cuerpo, involucrando la transferencia de energía del reikista a la madre, fundamentalmente a través de las manos. Las pacientes pueden sentir calor o una sensación de cosquilleo. Los efectos positivos del Reiki pueden extenderse a la mujer embarazada así como al bebé que lleva en su interior. El reikista utiliza una combinación de meditación y posiciones de manos para concentrar las energías en el paciente. Existen 7 principales chakras donde se focaliza la energía. El Reiki es seguro en todas las etapas del embarazo, desde la pre concepción hasta el posparto.

REIKI Y PRECONCEPCIÓN:
Las parejas con dificultades para la concepción encuentran en el Reiki una solución para sus problemas reproductivos. Los tratamientos pre concepción se focalizan en crear una relación armoniosa entre la pareja y hacia el futuro bebé. Como el Reiki trabaja para mejorar la salud física y mental, incrementa las chances de embarazo, promoviendo a su vez la salud endocrina y reproductiva.

REIKI Y EMBARAZO:
El Reiki provee apoyo emocional y físico actuando no sólo sobre la madre sino también sobre el niño. El Reiki no puede dañar y siempre actúa para reducir el stress y mejorar la salud independientemente de su condición.
El Reiki se utiliza en las primeras etapas del embarazo para aliviar el estrés y malestar que siente la futura mamá, las náuseas matinales y los cambios corporales, el dolor lumbar, las cefaleas, la ansiedad y el estrés, etc. El Reiki restaura el equilibrio y la salud de la madre. El Reiki utilizado durante el embarazo probó reducir la ansiedad en el 94% de las embarazadas, las náuseas en el 80%; el dolor en el 78% y mejoró el sueño en el 86%, según un estudio llevado a cabo en el hospital Universitario de Hartford, en Connecticut (EUA). Sin duda, la profunda relajación y paz que experimenta la futura mamá durante y después de una sesión de Reiki, es de gran beneficio para el embarazo.

El Reiki puede ayudar a la mamá, al papá  y al bebé…
• Restaura la armonía y el equilibrio del cuerpo ante los cambios hormonales
• Aliviar el malestar matinal
• Alivia el dolor lumbar
• Elimina la fatiga estimulando la nueva energía
• Alivia el estrés en piernas y pies
• Te prepara física y emocionalmente para el trabajo de parto y el nacimiento
• Facilita la relación madre-hijo

Durante el trabajo de parto, el dolor se centra en la zona lumbar y el área pélvica. El Reiki utilizado en esta etapa ayuda a controlar y disminuir el dolor del trabajo de parto, haciendo el nacimiento más fácil para la mamá y el bebé. También las mamás que han tenido cesáreas previas, muestran una menor tasa de cesáreas cuando utilizan Reiki en las últimas etapas del embarazo.

REIKI Y POSPARTO:
Ya en el posparto, el Reiki reduce la carga emocional de la madre para adaptarse al recién nacido, disminuyendo el estrés y la ansiedad. Los bebés también se adaptan más fácilmente al entorno cuando sus madres han recibido Reiki durante el embarazo. El Reiki ayuda a reducir el impacto emocional de la adaptación al nuevo bebé y estimula una recuperación más rápida del parto.
La adaptación del bebé a su ambiente puede ser un momento estresante. El Reiki utilizado en la sala de parto hace la transición más fácil para el bebé, reduce su ansiedad, mejora el sueño, los cólicos y estimula la actividad motora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s