Reiki en Hospitales

El uso de Reiki en hospitales es un hecho real en varios países, sobre todo en los EE.UU. y el RR.UU. Su bajo costo, flexibilidad y variedad de aplicaciones lo convierte en una ayuda ideal para mejorar la vida de los pacientes y facilitar el trabajo de médicos y enfermeras, como demuestran los siguientes artículos.

Reiki en Hospitales

Por William Lee Rand

En los hospitales y en las clínicas de toda América, Reiki está empezando a ser aceptado como un método significativo y de bajo coste para mejorar el cuidado del paciente. “Las sesiones de Reiki ayudan a los pacientes a curarse con mayor rapidez y con menos dolor” dice Mariliyn Vega, RN, enfermera del Hospital Manhattan en Nueva York.

Reiki acelera las recuperaciones quirúrgicas, mejora actitudes mentales y reduce los efectos negativos de la medicación y (de otros procedimientos médicos) Vega, una Maestra de Reiki, incluye Reiki con sus prácticas habituales como enfermera. Su fama en el hospital corre de boca a boca y tanto los pacientes como el personal del hospital le solicitan sesiones de Reiki en las salas operatorias y post operatorias. Además, le han pedido que aplique Reiki a pacientes con cáncer en el Hospital Memorial Sloane Kettering, incluyendo a pacientes con trasplante de médula.

Después de reconocer los beneficios de los tratamientos de Reiki, 6 médicos y 25 enfermeras fueron entrenados para poder ofrecer sesiones de Reiki. Reiki está siendo aceptado por médicos tradicionales. En algunos hospitales se está incorporando en la lista de servicios ofrecidos a pacientes, a menudo por sus propios médicos y enfermeras entrenados previamente para dar Reiki.

Porque a los hospitales les gusta Reiki

Los hospitales están viviendo cambios importantes. Necesitan reducir gastos pero al mismo tiempo mejorar el cuidado de los pacientes. Bajo el antiguo patrón de medicación y tecnología costosa, esto presenta un dilema sin solución. Pero esto no es el caso con Reiki y otras modalidades complementarias.

Reiki no requiere tecnología. Como resultado, Reiki es una buena manera de mejorar el cuidado de los pacientes mientras se reducen gastos.

Julie Motz, una practicante de Reiki ha trabajado con Dr. Mehmet Oz, un conocido cirujano cardiotorácico en el Columbia Presbiteriana Medical Center en Nueva York. Motz emplea Reiki y otras técnicas para equilibrar la energía del paciente durante las intervenciones. Asistió al Dr. Oz en la sala de cirugía durante intervenciones a corazón abierto y trasplantes de corazón. Motz indica que ninguno de los 11 pacientes tratados padeció depresión post operatoria, los pacientes de bypass no sufrieron dolor post operatorio o debilidad en las piernas y los trasplantes no experimentaron rechazo del órgano.

El Dr. David Guillion, un oncólogo dijo “Considero que necesitamos hacer lo que esté en nuestro poder para ayudar al paciente. Disponemos de la más alta tecnología y lo último en medicina, pero sanar es un proceso multidimensional. Apoyo la idea de que existe el potencial para sanar usando energía.”

La Clínica de Reiki en el Centro Médico de Tucson (EE.UU.)

La Clínica de Reiki en el Centro Médico de Tucson, Arizona dispone de un equipo de Practicantes de Reiki que ofrecen Reiki a los pacientes en sus habitaciones. El programa lo ha coordinado Sally Soderlund, enfermera, encargada de los servicios de apoyo de Oncología.

El programa empezó en Mayo de 1995. Tres Maestros de Reiki intentaron montar una clínica, pero carecían de los fondos necesarios. Buscando soluciones al problema, contactaron con Sanday Haywood, Administradora del Centro Médico de Tucson y le ofrecieron dar sesiones a los pacientes del hospital. Haywood estaba abierta a los cuidados complementarios y facilitó el inicio del programa.

El programa empezó en el Departamento de Cuidados para pacientes de cáncer pero desde entonces se ha expandido a otros departamentos del hospital. El equipo de Reiki les explica a los pacientes el procedimiento antes de iniciar el tratamiento. Intentan no emplear la palabra “Reiki” al principio, enfocándolo más en el contexto de “energía para sanar”. Se les informa como esa energía existe en el cuerpo pero que se reduce cuando una persona está enferma y que las sesiones consisten en aumentar esa energía.

Llegaron a la conclusión que es mejor no utilizar términos como auras, chakras etc. porque suelen confundir al paciente. Funciona mejor simplemente explicando que el contacto con las manos es algo que agrada a todo el mundo. También han aprendido a usar la palabra “sesión” de Reiki en lugar de “tratamiento” para reducir la ansiedad del paciente.

La razón principal que el programa tiene tanto éxito es que a los pacientes les gusta el Reiki y lo solicitan. Los pacientes disfrutan de la sesión y piden más después de su primera experiencia. Las enfermeras también han notado que Reiki produce efectos positivos en los pacientes, reduciendo el dolor, aumentando la relajación, mejorando el sueño y el apetito.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s