INVIERNO


INVIERNO!!!. Llueve, nieva, hiela, hay niebla o humedad. El Agua está presente en todas sus formas. Y tenemos menos horas de luz solar. Tenemos ganas de quedarnos en casa cerca de la estufa…muchos animales en esta época suelen hibernar o, al menos, bajan su actividad, se dedican a estar más quietos, a conservar energías…nosotros no tenemos por qué ser la excepción, no?.
Es una época Lunar porque está vinculada al Frío, la oscuridad, lo profundo, lo interior, las emociones… al poder de lo femenino (los ciclos menstruales) Y algunas de éstas cualidades, por desconocidas, nos producen Miedo que es la emoción que prevalece en esta estación. Miedo y depresión de invierno…miedo porque no hay luz…porque nuestro organismo segrega menor cantidad de algunas sustancias que hacen que estemos tristes…desganados.
El color Negro (o Azul Marino) pertenece a esta estación (invierno) y hace referencia a la mayor oscuridad y a la necesidad de concentrar las energías hacia el Interior: la naturaleza se despoja de todo lo externo (hojas, flores), mientras que la savia sigue corriendo en su interior y en las profundidades de la tierra (raíces y semillas) Al igual que el líquido que nutre nuestra médula espinal y rige el Sistema nervioso central; la nutrición de nuestros Huesos o el crecimiento del Cabello y de los Dientes.
El sentido de la Audición (Escucha) pertenece a este periodo. Así, pues, también los Oídos junto con los órganos de Riñón y Vejiga y su relación con los diferentes fluidos.
Los Riñones y la Vejiga filtran y evacuan los líquidos corporales y rigen los órganos sexuales y la reproducción (el líquido seminal, le energía sexual…) La vida nace de este proceso, igual que el Agua engendra vida.
Los Taoístas definen el Invierno como el periodo más YIN, por sus cualidades femeninas, maternales, interiores, fluidas y receptivas.
Y el Agua nos lleva al Mar y sus nutrientes, como la Sal (sales minerales), el Pescado, las Algas… El gusto Salado es el que predomina en Invierno. Tomémosla con moderación, sobretodo las personas Hipertensas.
Podemos, además utilizar condimentos ricos en sales minerales, como el Tamari o salsa de Soja o el Miso. O picantes como el pimentón, jengibre o el clavo.
La Dieta de Invierno debes estar basada en alimentos que produzcan calor y que estimulen la filtración y eliminación en los riñones que se denominan diuréticos; Así, comeremos vegetales (cocidos o al horno), sopas de verduras y raíces como zanahorias, nabos, cebollas, papas, ajos, repollos, o batatas. También algas como la espirulina, la clorela y el fucus aunque con cierto cuidado si sufrimos de hipertensión.

El Mijo es un excelente cereal para este tiempo de invierno, como las leguminosas (porotos, arvejas, lentejas, garbanzos, habas…) Los frutos secos nueces, almendras y castañas también.
Semillas germinadas de soja o alfalfa. Sésamo negro. Y como proteína básica, más Pescado que carne roja y Quesos (todo con moderación)
Para los vegetarianos, Tofu y Algas, ricas en vitaminas y minerales.
Para acompañarnos en las tardes, podemos preparar infusiones Hinojo, Cola de Caballo, raíz de Jengibre, bayas de Enebro, hojas de Ortiga, barba de choclo, menta, perejil, cebada, cedrón, bardana o Clavo.

Así como es una época para prestar atención al calcio y al agua que consumimos pues lo necesitarán más nuestros huesos también es época de cálculos renales y de vejiga. Podemos consumi

r todas las mañanas jugo de limón con agua caliente pues depura la vejiga y ayuda a romper los cálculos.
A pesar de la tendencia al sedentarismo del Invierno, no debemos descuidar nuestro cuerpo. A los que les guste mover la Pelvis, pueden bailar para mantener las articulaciones en forma. También podemos practicar YOGA y sus ejercicios de respiración (Pranayamas) y posturas hacia atrás como cobras y cocodrilos que masajeen los riñones o simplemente hacer estiramientos para nuestra espalda y columna vertebral.
Los movimientos armo

niosos y globales del TAI-CHI, nos proporcionarán una sensación de energía renovada. Y en las prácticas de CHI KUNG se encuentran ejercicios muy concretos para cada época del año.
La corteza cerebral se carga de energía con el sonido y mucho más si son los de la propia voz. Desde nuestra garganta se distribuye a todo el cuerpo entonando, tonificando y otorgando dinamismo a todo el cuerpo. La voz con sonidos muy bajos descarga la energía por eso De tomates recomienda el canto Gregoriano.
¡Almacenemos energía y lucidez para recibir a la Primavera!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s