Cálculos Vesiculares

La vesícula biliar es un pequeño órgano en forma de pera localizado a la derecha del cuerpo humano, cuya función es almacenar la bilis que luego será utilizada para liberar al organismo de las toxinas derivadas de la digestión. Sin embargo, una concentración anormal en la bilis de ácidos, colesterol y otras sustancias dañinas puede provocar cálculos vesiculares.

Veamos los síntomas principales de este trastorno y los remedios caseros que podemos usar para contrarrestarlo.
Síntomas de piedras en la vesícula
El síntoma más evidente de la presencia de piedras en la vesícula es que se produce una inflamación de esta área, llamada cistitis. Como consecuencia de ella, se pueden experimentar dolores severos en la parte superior derecha del abdomen o a través del pecho, probablemente acompañado de fiebres, náuseas o ganas de vomitar.
Otros síntomas son el color de la orina, que se torna color té o café; el descoloramiento de la piel y los ojos, así como escalofríos y convulsiones. Los ataques vesiculares ocurren con mayor frecuencia en las mañanas y son esporádicos. Algunos ataques pueden simular un infarto, con dolores profundos en el pecho.

Remedios caseros para combatir las piedras vesiculares

Alfalfa

La alfalfa limpia el hígado y provee de las vitaminas y minerales necesarios. Tomar este producto (en píldoras o cápsulas) con un vaso de agua tibia durante dos días dos veces al día.

Otros remedios también útiles:

#1: Hervir varias hojas de palto en una taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y tomar aún tibio tres tazas al día.
#2: Beber una taza de infusión de menta una hora después de las dos principales comidas del día. Esta infusión es beneficiosa, ya que estimula la producción de bilis.
#3: Dormir sobre el lado derecho acelera su expulsión (según creencias en ciertas regiones de Latinoamérica.)
#4: Tomar una cucharadita de aceite de oliva en 1/2 taza de jugo de toronja o pomelo antes del desayuno cada mañana. El aceite de oliva estimula la producción de bilis y alivia el dolor, actuando como lubricante para facilitar la eliminación de cálculos biliares
#5: Tomar una cucharada de jugo de perejil al levantarse cada mañana y luego repetir varias veces más durante el día. Si el fuerte sabor del perejil resulta desagradable se puede mezclar con jugo de zanahoria.
#6: Hervir 30 gramos de boldo en 1 litro de agua. Tomar en forma de té o decocción esta cantidad diariamente en tres dosis durante 15 días seguidos.
#7: Licuar y tomar 200 gramos de berro en 1 litro de agua en tres dosis diarias por 30 días seguidos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cálculos Vesiculares

    1. Muchos abrazos para ti María Dolores!!!!!!!!!!!!!!!
      Encantada de que conversemos, cuando quieras!!!!
      Hartos abrazos y que tengas un muy buen martes
      María Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s