Reiki – Bebés y Niños

Una experiencia sublime que comienza desde el Corazón!!!!

Un camino de puro Amor

Según la filosofía oriental, los pequeños nacen dotados de una gran energía que, bien manejada, puede traerles beneficios a ellos y a sus familias.

Foto 1

Los niños contemporáneos con características poco comunes, les resulta difícil aceptar los modelos impuestos por la sociedad actual, son muy sensibles, sienten que en la escuela muy pocas cosas le son útiles, son hiperactivos y algunos de ellos, por ejemplo, se niegan a comer carne. Para estos niños de mayor evolución es muy importante conectarse con Reiki y poder contar con sus manos para ello, siendo éstas un vehículo de sanación, armonía y equilibrio físico, mental y espiritual. Se sentirán más seguros y fortalecidos, y podrán tener mayor conexión con su familia, estrechándose el vínculo entre todos.

El Reiki no tiene contraindicaciones al contrario, está repleto de beneficios.
Es por esto que es recomendable para cualquier persona, y ¿por qué no para los niños?
Ellos que recién comienzan en esta vida, ellos que serán el futuro de este mundo. Son ELLOS los primeros que deben ser iniciados en el Reiki, para poder recibir los beneficios y poder llevar una mejor calidad de vida.

FOTO 2
El Reiki comienza a beneficiarlo desde el vientre, nutriéndolo, protegiéndolo y estableciendo un contacto con su madre. La niñez es la mejor etapa para iniciarse, ya que a esta edad son libres de todo mal, son personas inocentes, sin maldad, y la energía del Reiki no tendrá obstáculos para poder entrar en ellos.

Pero si por alguna causa no queremos que nuestros niños se inicien en el Reiki hasta la edad que ellos mismos puedan decidirlos, también podemos tratarlos en una sesión por cualquier problema que padezcan. Los cambios repentinos de humor, la falta de concentración, la timidez, el miedo, traumas, insomnio son todas cosas que el Reiki puede solucionar. Debemos llevarlo lo más rápido posible, no podemos permitir que estas cosas afecten en su vida.

Debemos tener en cuenta la edad del niño, los bebes podemos tratarlos tranquilamente porque dormidos no tendrán miedo ni problemas. Los niños de entre 4 a 7 años podemos presentarle la terapia como un juego para que lo acepten mejor. Mientras que a los mas grandecitos ya podemos plantearles los beneficios que recibirán y podrás ver como aceptan ser tratados.

BENEFICIOS QUE APORTA LA TERAPIA REIKI EN LOS MAS PEQUEÑOS

  • En los bebés notarán mucha mejoría los que sufran cólico del lactante, inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc.
  • No se sienten agredidos por las emociones de los demás, sino que las reciben con más calma.
  • No responden con agresividad, sino que toleran más la convivencia.
  • Como son canales receptivos, empiezan a ser más vitales, más alegres, más leales con ellos mismos.
  • Se comunican de una mejor forma con los demás.
  • Lo que piensan, hacen y sienten va en la misma vía, con lo cual evitan conflictos internos.
  • Se concentran y estudian mejor a su manera (los padres deben aprender a descubrir cuál es esa manera). Al armonizar los sentimientos mediante el Reiki, estos se desarrollan de manera pareja.
  • Fortalece y tranquiliza el espíritu.
  • Ayuda a los niños autistas y con otros problemas de conducta en el desarrollo de la comunicación a aliviar las ansiedades, miedos, stress, dolores de cabeza, . . .
  • En niños con ADHD (Síndrome de Déficit de Atención) a tener más confidencia, auto-estima y enfocarse más en la escuela.
  • Promueve su creatividad como así también mejora la habilidad de concentrarse.
  • Alienta la empatía y desarrolla un sentido de conexión con la gente y todo ser viviente.
  • Les ayudará a manejar el stress cuando se les presente.

FOTO 3

Se recomienda Iniciarse en el 1° Nivel a las mamás y papás embarazados

Difícilmente exista un modo más natural y agradable de impartir Reiki que el de una madre con su bebé. Una madre sostiene a su bebé en forma amorosa indistintamente y una vez que ha aprendido a aplicar Reiki puede pasarlo a su bebé cada vez que lo toca y lo acaricia.
Esa elevada forma de energía intensificará la relación natural entre madre e hijo y la refinará sin cesar.

Más todavía: todo lo que el infante humano experimenta durante sus primeras semanas, meses y años, lo condicionan para toda su vida.

Quien ha recibido mucho amor y afecto en sus tiempos de bebé, será en general capaz de transmitir estas cualidades cuando sea mayor.
Reiki no es solamente un método de sanación, es también una forma especial de amor que genera el florecimiento de los bebés. Una madre embarazada tiene la capacidad de pasarle Reiki a la criatura que se encuentra en su interior e influenciar favorablemente el curso de su vida venidera. Después, cuando algo no ande bien con ese pequeño ser confiado a su cuidado, esa madre jamás se sentirá desamparada, pos siempre podrá darle a su bebé el tipo exacto de energía sanadora para cada situación.

FOTO 4

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s