Los siete chakras en nuestro cuerpo

Según la filosofía oriental los Chakras, siete centros energéticos que actúan como transmisores de energía, tienen correlación en el centro de la médula espinal y en los plexos nerviosos del cuerpo humano.

En el plano físico, los Chakras tienen influencia en nuestra actividad a través del funcionamiento de las glándulas endocrinas que afectan el funcionamiento corporal, el balance mental y la integridad emocional.

Existen varias técnicas para el alineamiento de nuestros centros, entre ellas la cromoterapia, ejercicios físicos, o técnicas de visualización, entre otras; sin embargo, una de las más eficaces es el Reiki, un proceso de encuentro de las energías universal y física de cada individuo.

¿Cómo es una terapia de Reiki?
La terapia del Reiki contribuye a aliviar los dolores físicos pero considera a la persona afectada de forma global, desde los niveles o cuerpos físico, emocional, mental y espiritual.

De esta manera, el Reiki recuperar el estado natural de equilibrio que produce bienestar y felicidad

1.- Chakra básico o primer Chakra: Es el ancla del espíritu; su buen funcionamiento determinará la conexión del ser humano con la tierra y la materia; además, se encuentra al final de la columna vertebral.

Según los especialistas da un sentimiento de ser alguien, de pertenecer a algo, de “tener raíces”. Sin embargo, cuando canaliza poca energía, la persona se siente desorientada, no sabe dónde está ni quién es.

Este Chakra también está asociado con el sexo; es también el lugar donde más energía intensa hay en el cuerpo humano, aquella que permite generar vida.

2.- Chakra esplénico o segundo Chakra: Se encuentra a la altura del ombligo, en el abdomen y tiene influencia sobre el sistema nervioso y la temperatura del organismo. Da una perfecta armonía en el cuerpo, la mente y las emociones.
3.- Plexo solar o tercer Chakra: Se encuentra en el plexo solar y tiene influencia sobre el aparato digestivo. Además, da dominio sobre el subconsciente e ilumina la mente.

También, da cordura, enciende iniciativas y talentos, y desarrolla en alto grado la prudencia. Si el chakra esta hiperactivo, pero no procesa la energía, la persona se siente confusa, no sabe qué pensar sobre ella misma, y experimenta ansiedad.

4.- Chakra cardíaco o cuarto Chakra: Se encuentra a la altura del corazón, refleja los sentimientos más profundos. Este chakra es responsable de toda compasión y amor sin egoísmo, de la trascendencia y el discernimiento.

Cuando están todos los rayos activos estimula la vitalidad y actividad en el cerebro, tonifica el sistema glandular y acelera la secreción interna. Además, otorga la sabiduría, la estabilidad, la perseverancia, la paciencia y el equilibrio mental ante el sufrimiento o el placer. Su desequilibrio da sensación de vacío.

5.- Chakra laríngeo o quinto Chakra: Está situado en la garganta e influye en la expresión, la comunicación, el oído y la telepatía. Gobierna la tiroides, los aparatos bronquial y vocal, los pulmones, el canal alimenticio y el oído interno.

Este centro es responsable del rejuvenecimiento y la longevidad. A niveles puramente físicos, las dolencias de este centro incluyen el vértigo, la anemia, alergias, fatiga y asma.

6.- Tercer Ojo o sexto Chakra. Se encuentra en el entrecejo y pertenece al mundo espiritual, donde residen los superiores y permanentes principios del hombre.

En el cuerpo físico, el tercer ojo gobierna la glándula pituitaria, el cerebroizquierdo, el ojo izquierdo, las orejas, nariz y el sistema nervioso en general.
Cuando se activan todos los rayos, el individuo desarrolla la templanza, despierta ideas de dignidad, grandeza, veneración y sentimientos delicados, produce la clarividencia positiva.

Su desequilibrio hace que el ser sea ilógico, demasiado intelectual, distraído, olvido, miedo al futuro.

7.- Chakra coronario o séptimo Chakra: Se encuentra en la parte superior de la cabeza y no entra en funcionamiento a menos que el individuo haya hecho un trabajo espiritual consciente.

Es un chakra que vibra con altísima rapidez, hasta cubrir la parte superior de la cabeza. Cuando se activan todos los rayos, el individuo por primera vez entiende que la creación no tiene límites y que es uno con su potencialidad.

Equilibra tu energía y disfruta de este beneficio que te ofrece la terapia de Reiki.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s