Reiki Usui: 3 creencias erróneas de las iniciaciones

Es muy usual, cuando se habla de las iniciaciones de Reiki Usui, encontrarnos con muchas promesas de lo que sucederá una vez que recibamos las sintonizaciones de los diferentes niveles. Debido al amplio campo de fantasías y mitos que rodean las iniciaciones de Reiki, en esta nota desmitificamos muchas promesas vanas hechas con relación a este tema.

Es verdad que hay muchas cosas que pueden suceder luego de tomar niveles de Reiki Usui. Tener el potencial para el cambio no significa que éste inmediatamente sucede, significa solamente que se abrieron en nuestro campo nuevas posibilidades para el avance, y podemos elegirlas o no, dependiendo de lo que estemos dispuestos a hacer con nuestro camino de vida.

“Aprender Reiki me hará mejor persona”

No entraremos en este apartado en la inutilidad de conceptos como “mejor” y “peor”. Hay muchas personas que realmente creen que hacer iniciaciones de Reiki los ayudará a mejorar aspectos de su personalidad que los perjudican en el día a día.

He tenido muchos alumnos que han hecho un cambio radical luego de comenzar a aprender Reiki, pero no siempre fue así, y eso estaba directamente relacionado con la capacidad del alumno para dejar ir viejas estructuras de pensamiento limitantes y reemplazarlas por un estado más abierto y empático.

El Reiki en este caso despertó su propio potencial, pero nada habría sucedido si estas personas no hubieran decidido cambiar en su interior y en su actitud hacia la vida. Nada externo puede tener el mérito por nuestros cambios, no hay soluciones mágicas y todo depende de nuestra decisión.

“Aprender más niveles de Reiki me hará mejor Reikista”

Debido a que el Reiki es terapia por imposición de manos y se rige por la interacción de los potenciales de los campos energéticos, lo único que cuenta a la hora de la terapia de Reiki es el potencial vibracional del campo del terapeuta.

Éste potencial se incrementa a medida que la persona deja ir viejas estructuras egoicas para conectarse con su espíritu y no tiene nada que ver con cuántos niveles de Reiki tomó. Los niveles de Reiki Usui me dan diferentes técnicas y herramientas que puedo incorporar a la terapia (lo mismo con otros estilos de Reiki).

Las sintonizaciones son limpiezas del campo energético que nos ayudan en nuestros procesos evolutivos personales, pero nada más. El resultado de la terapia de Reiki tendrá que ver más con el estado de conexión interna del terapeuta y su estado de amor incondicional, que la cantidad de técnicas aprendidas o niveles de Reiki tomados. Siempre es mejor poseer mayor cantidad de técnicas para trabajar, pero la sustancia de la terapia no se halla en los elementos externos, sino en nuestro interior.

Es verdad que en el último nivel de Reiki Usui se ven los rituales de iniciación a terceros, pero eso no significa que estoy listo para tomar la responsabilidad de ponerme al frente de la formación de nuevos reikistas. El compromiso de un maestro de Reiki es la dedicación y el aprendizaje constante. Creer que puedo enseñar técnicas de sanación sólo porque hice unos cuantos rituales energéticos es francamente vivir en el delirio.

Como con cualquier tema que pretenda enseñar, debo tener un alto grado de formación teórica, y una comprensión interna profunda de lo que sucede durante la terapia de Reiki y las iniciaciones a los alumnos. Todo esto debe ser respaldado por una cantidad considerable de experiencia utilizando las técnicas transmitidas.

Sumado a esto, se debe tener un estado interno capaz de sostener la alta vibración del campo colectivo de los asistentes al seminario. Es a partir de la exposición al campo del maestro de Reiki que los alumnos despiertan sus potenciales internos, no por aprender un montón de información que puede sacarse de un libro. De otro modo lo único que se llevarán los alumnos del seminario de Reiki será una copia de los apuntes, un diploma y una gran pérdida de tiempo.

Mi gran recomendación para la persona que pretende aprender Reiki es que no permita que le vendan una bolsa de trucos. No caigan en el aprendizaje con personas superficiales que enseñan desde el ego sólo por la ambición de aprender unos cuantos pases mágicos lo más rápido posible, porque la enseñanza carecerá de contenido.

Busquen en la presencia de su maestro de Reiki el estado al que pretendan llegar el día de mañana como personas, terapeutas y profesores. Si la persona no es la representación del estado energético que pretenden alcanzar, entonces la enseñanza será vana y superficial, porque no habrá procesos evolutivos sutiles sucediendo a lo largo del camino.
Despertar Shakti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s